Solo se habla del juego

Solo se habla del juego

viernes, 5 de agosto de 2016

CUESTIÓN DE TRES

Mónaco dejó en el camino al Fenerbahce por la fase previa de Champions. El conjunto francés colocó a dos atacantes por los costados (Lemar y Dirar) y dos más centralizados (Germain-Falcao) ante una defensa turca que quiso suponer superioridad numérica con tres centrales (Kjaer, Skrtel, Neudstadter) más dos laterales volantes añadidos como Wan der Wiel y Kaldirim.



Una línea de tres defensores, que no juegue en zona, debe contar con un líbero que sea rápido y lea con la misma velocidad cada jugada. Los otros dos deberán contar con la capacidad de imponerse en el hombre a hombre además de saber ocupar los espacios para anticiparse a la jugada. En este caso, los tres mencionados son centrales ‘pesados’ y Skrtel precisamente no cumple con las características de un defensor rápido para cruzar a espaldas de los otros dos centrales cuando sean superados. En el primer gol de Mónaco, Falcao filtró un balón en diagonal hacia afuera para Germain, a espaldas del zaguero Neustadter cuya ubicación fue superada fácilmente por el atacante de Mónaco.


Skrtel estaba colocado a la altura del otro central (Kjaer), dejando a los dos del fondo en línea y con un delantero veloz atacando al espacio para recibir el balón e ir rumbo al gol. Cabe destacar que la jugada proviene de la pérdida de un volante que queda en el suelo por lo que el Fenerbahce perdió a un hombre para el retroceso e ir a por el que lleva la pelota.

El líbero debe ser rápido para cruzar a espaldas de los zagueros y respaldarlos.
Leer la acción y tener sentido de anticipación.
Evitar formar una defensa en línea. Siempre ubicado como último hombre.
No solo estar bien ubicado sino además bien posicionado.
El jugador debe marcar o vigilar con el cuerpo de costado a la acción, ofreciéndole un perfil, para poder girar rápidamente o recular o achicar de manera adecuada, debe estar de cara al posible receptor que penetra.
Skrtel, como se vio en la primera imagen, se puso de frente al que portaba el balón y perdió noción del que estaba por recibir y perdió un tiempo para retroceder.
    



Fenerbahce dispuso tomar a los dos puntas, lo que generaba que sus stoppers se aferrararan a Falcao y Germain, dejando a Srktel como el líbero, descartando de entrada cualquier indicio de que defendieran en zona. Mónaco apostó a un intercambio de entradas y salidas entre los dos puntas, cuando Falcao se retrasaba, Germain quedaba fijo y viceversa.  Esto genera complicaciones en la defensa ya que por estos movimientos, los puntas se turnaban para sacar de la zona a los centrales que los están tomando para quebrar la defensa  y generar espacios.

El retroceso de los laterales-volante no acabó de ser del todo una ayuda para los centrales puesto que también están emparejados con dos ofensivos que están atentos a sus pasos. Si baja Kaldirim, lo seguirá Dirar; si se repliega Van der Wiel, se adelantará Lemar y los otros atacantes seguirán en las mismas condiciones.


Como se aprecia en la última imagen, la ausencia de un pivote (no es que no haya estado) sino que no haya interpretado en varias ocasiones -Souza- el momento para acoplarse a la línea defensiva cuando no están los laterales y los atacantes contrarios generen huecos con sus movimientos.

lunes, 25 de julio de 2016

SALIDA DEL PSG DE UNAI EMERY


Partido amistoso ante el Internazionale. Alineación PSG: 4-1-4-1.


Ante una presión de dos hombres (Jovetic-Palacio), PSG incrusta al mediocentro entre los dos centrales. En este caso,  Callegari, quien lleva el balón, se inserta entre T. Silva y Kimpembe. Los laterales se posicionan en zonas altas y los volantes interiores más adelantados (Rabiot y Stambouli) permanecen de frente al balón para achicar o estirar según corresponda el avance.

 

En la segunda imagen se observa cómo Stambouli baja a recibir para colaborar con la salida y respetar al superioridad numérica que pasó de tres defensores contra dos atacantes a cuatro hombres frente a un tercero rival que fue a presionar al portador de la pelota: 3c2 a 4c3


Una vez lograda la salida limpia desde atrás con un volante interior, Callegari retorna a su posición inicial de pivote con el fin de mantener la supremacía numérica. Stambouli conduce el balón y cuenta con el lateral más cercano en zona de apoyo (Aurier).


Esta salida con tres hombres no es automática. Depende de la presión del rival para evitar la prolijidad de la misma. En esta última imagen se aprecia cómo no hace falta el retroceso del mediocentro para hacer una línea de tres ya que solo un atacante del Inter es el que presiona (Palacio) y de esta manera, para cumplir con la superioridad, solo basta realizar la salida por abajo con los dos centrales Silva y Kimpembe (2c1), quedando Callegari ahora como un posible receptor.